Home»Nuestros empleados»Dirección por misiones

Dirección por misiones

 

La dirección por misiones es una estrategia en la que la misión de la organización, diseñada de forma muy concienzuda para que todos los miembros de la misma participen activamente de ella, se pone como centro de estratégico de la empresa. No anula los objetivos generados por la Dirección por objetivos si no que les da una finalidad que los enriquece y orienta.

 

La idea principal es que todos los trabajadores de la compañía deben conocer cómo contribuyen a la misión organizacional a través de su trabajo y la misión que desempeñan en su área, departamento o rol construyendo así un “sentimiento de contribución” a una causa mayor (Cardona y Rey, 2008). Este estilo de dirección se debe ver realizado en las prácticas diarias de la organización que, en definitiva, generan un sentimiento de pertenencia o “ownership” en todos los miembros de la organización y desarrolla una cultura organizacional que induce a las personas a identificarse con la misión organizacional, con los beneficios a todos los niveles que ello conlleva; por ejemplo: compromiso, fidelización, motivación, etc.

 

En palabras de Pablo Cardona y Carlos Rey, “la misión de una empresa debe ser una contribución que caracterice la identidad de esa empresa, y la misión de un equipo debe ser una contribución que caracterice la identidad de ese equipo”. La idea originaria es la de introducir la misión en la gestión buscando una coherencia entre lo que se formula y lo que se realiza dentro de la organización. En definitiva, la misión responde al para qué de la empresa.